Como la letra de nuestro himno

Dicen que nunca se rinde.

Así quiero yo a mi equipo siempre. Luchando hasta el final. Dando la cara. Y así es como ha estado mi equipo en Valencia.

Sobrevolaban sobre Mestalla los fantasmas de no ganarle a los de arriba, de no dar la cara en los partidos importantes. Aunque esta vez, la dimos. Perdimos si, pero la dimos.

Se le pueden achacar muchas cosas al equipo, pero de coraje, lucha y entrega, en esta ocasión, tenemos que callar.

Errores defensivos, falta de acierto, último pase... Lo que ustedes quieran, pero hoy ha habido cojones en el terreno de juego, y los puntos han estado ahí, cerca.

La tuvo Bacca y erró. O la paró Diego Alves, un porterazo, si señor. O no, porque si es verdad el insulto racista(colombiano de mierda) a Bacca, este portero pierde para mi todo mi respeto.

Bacca y Diego Alves. Los hombres del partido. 
Quizás Bacca no tuvo la culpa, ni los errores defensivos, ni la falta de acierto, ni el último pase. Quizás la culpa de que no hayamos sumado en Mestalla fue de Diego Alves. O la diferencia entre la portería de un equipo y otro. Uno mantiene a su equipo en el partido. El otro regala un gol, o dos. Quizás la culpa la tiene Monchi por no haber reforzado la medular.

Lo cierto es que son dos partidos consecutivos perdiendo por tres goles a uno. Hay que analizar que ha pasado. Hacer examen de conciencia. La exigencia es la base de nuestro éxito.

Yo la hago por mi parte. Hoy le voy a echar las culpas a que la suerte no estuvo de nuestro lado. Hemos perdido, vale. Pero estoy orgulloso del papel que hemos hecho. Y no olvido, por supesto, que esos jugadores que salieron al campo vienen de hacer la mejor primera vuelta de nuestra historia.

Espanyol.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Déjame tu comentario, preferiblemente sin insultos ni amenazas, leo todos los comentarios e intento responder a la mayor brevedad posible.

Para cualquier duda, sugerencia o pregunta puedes hacerlo a través de aquí o enviando un correo directamente a ser-sevillista@hotmail.com, gracias.

Creative Commons License
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons