Así no vamos a ninguna parte

SEVILLA FC 2-2 MALAGA
LIGA BBVA

Luis Fabiano sale al rescate de un Sevilla que jugó con más corazón que cabeza ante un Málaga hipermotivado que hizo uno de sus mejores partidos de la temporada.El equipo sevillista se volvió a dejar dos puntos en casa ante uno de los equipos de la zona baja al volver a tener la suerte de espaldas y un auténtico sinvergüenza al silbato.



Otra vez, cuando tenemos la posibilidad de alzar la voz, de dar un puñetazo en la mesa y de presentar nuestra candidatura al título durmiendo como líderes a estas alturas de la Liga, otra vez, la desaprovechamos.

Y encima en nuestra casa.

Ante el colista para más inri.

Un colista llamado Málaga, el peor equipo de la Liga, peor que el Xerez según la clasificación, un equipucho que no aspira a más que a la permanencia pero que se hipermotiva cada vez que nos visita y que nos tiene cogida la medida.

Hoy este equipucho, se encontró la suerte de cara; un equipo que no materializaba las grandes ocasiones que generaba, un colegiado totalmente permisivo con el juego duro malaguista y dos golitos con tan solo una ocasión genereda, dos golitos como dos churros y un 0-2 al descanso totalmente injusto e inexpicable que dejaba helada a una grada ya de por sí bastante fría y confiada desde el minuto uno.

El Sevilla salió en la segunda parte a morder con más corazón que cabeza y logró empatar el partido tirando de casta gracias a Luis Fabiano, al final incluso se lo pudo llevar, pero la suerte de nuevo nos dió la espalda en ese cabezao de Squillaci en la que Munúa saca una mano milagrosa.

No se si esto lo veo yo solo, pero a mi me da la sensación que todos los porteros hacen el partido de su vida en el Sánchez-Pizjuán.

En fin, oportunidad desperdiciada en un partido que puede tener diferentes lecturas, depende de la que le quiera dar cada uno, desde mi punto de vista veo un resultado injusto donde la suerte nos volvió a dar la espalda, tampoco porque me parezca injusto el resultado quiero dejar pasar algunos detalles como la horrible actuación de Konko, los nervios en una defensa de guardería, la pasividad de Renato o la ansiedad de Negredo, un Negredo al que no le acompañan los números y suma solo 3 goles a pesar de la barbaridad de minutos que disputa.

Que juega muy bien y que los goles llegarán, eso esta claro, este chico tiene mucha clase, pero me gustaría saber cuantos goles llevaría Koné con la barbaridad de minutos que lleva Negredo y con la confianza del míster, un míster que le gusta utilizar mucho los números y que vive de ellos.

Otra lectura del partido tienen en Muchodeporte, pero estos a tenor de lo que leo más abajo parecen que no han visto el partido.

Por lo visto el segundo lo marcó Baha en vez de Duda.

Ahora solo queda hacer borrón y cuenta nueva, mirar que Valencia y Mallorca no suman tras el empate en Mestalla y que tenemos también un enfrentamiento directo entre Barça y Madrid en el que el empate nos vendría de perlas; por cierto si quieres saber mi opinión acerca de este partido aquí la tienes, en una colaboración que he hecho en el blog Mi Rondo.

Próxima parada, el Valladolid de nuevo en casa, después de lo de esta noche, ganar será obligatorio.

PD: Ah, por cierto, no he comentado el arbitraje, ha sido tan bueno, tan bueno que ha pasado desapercibido, mañana hablaré de él, porque este arbitraje merece otro post aparte.

Bookmark and Share

2 comentarios:

Nico García dijo...

Una victoria del Sevilla hubiese puesto La Liga más interesante.
Saludos desde La Escuadra de Mago

Nicolás Fernández dijo...

Amigo Sevillista! Te pasaba a comentar que mi Blog del Sevilla FC pasó a llamarse "http://sevillaenargentina.blogspot.com/"

Agendalo así no perdemos contacto! Un abrazo a la distancia y viva Sevilla!

Publicar un comentario

Déjame tu comentario, preferiblemente sin insultos ni amenazas, leo todos los comentarios e intento responder a la mayor brevedad posible.

Para cualquier duda, sugerencia o pregunta puedes hacerlo a través de aquí o enviando un correo directamente a ser-sevillista@hotmail.com, gracias.

Creative Commons License
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons